644 468 357  /  964 895 012

Consejos útiles para retirar el pañal con éxito (II Parte)

Errores frecuentes que cometemos los padres al retirar el pañal.

1. "Cuando quitamos el pañal diurno debemos tener cuidado de no reincorporarlo de forma precoz ".Lamas, F.(2015). Los padres con frecuencia cuando van a salir de casa con el niño/a le ponen un pañal. Por ejemplo, para un cumpleaños, una cita médica, etc. Sabemos que asegurar con el pañal resulta mucho más cómodo para los adultos, pero esto provoca que el niño/a ante una determinada situación demande el pañal y será más difícil retirarlo. Debemos marcar los límites claros y mantener la postura adoptada.

2. No es recomendable hacer dos cambios al mismo tiempo. "Ante los cambios (llegada de un hermano, escuela, suceso inesperado, cambio de rutina) es normal que nuestro pequeño vuelva a los inicios, es decir, vuelva a hacerse pipi encima ..." . Aprendiendo con Montessori (2017). Otros cambios que afectan la retirada del pañal cuando se hacen al unísono son: quitar el chupete, eliminar la lactancia materna, cambio de guardería, sacarles de la cuna, etc.

3. Muchos padres suprimen los líquidos por la noche. Los niños/as necesitan beber como cualquier ser humano. Lo que deben tener presente los padres es habituar a los pequeños a hacer pipi después de la cena y antes de dormir.

4. Comparar a nuestros niños/as con otros. Es muy común los comentarios "mi hijo ya no utiliza pañales". No es una competición y tenemos que luchar contra esa presión social. Recuerden que el control de esfínteres un proceso individual de cada niño/a y no es conveniente comparar.

5. No criticar al niño/a cuando haga pipi fuera del orinal. Una vez que comience a hacer pipi, no moverlo bruscamente de un lugar a otro y dejar que termine tranquilamente. Esto puede asustarlo y crear una aversión al proceso.

6. Con frecuencia se comete el error de decir frases desalentadoras como, "eres un cochino", "pareces un niño pequeño", "esto no lo vuelvas hacer". 

CONSEJOS PARA RETIRAR EL PAÑAL CON ÉXITO

51. Dotarnos de mucha paciencia e informarnos sobre el tema. Debemos de ponernos en el lugar del niño/a y ser comprensivos.

2. Comenzar a estimular al niño/a antes de dejar el pañal. Cuando se levanten en la mañana o simplemente cada vez que le cambiemos el pañal les pediremos que nos acompañe a tirarlo y que se despidan del mismo.

Decirle que hay que ir a hacer pis. Permitirle que en casa alguna vez transite sin pañal. Contarle cuentos de quitar el pañal, ponerle vídeos, canciones que hablen de hacer pipi, caca e higiene personal, etc. Esto es muy importante ya que será la previa de todo el proceso.

3. Que nos empiecen a acompañar al cuarto de baño cada vez que quieran, es importante que lo vean como un proceso natural y que disipen sus curiosidades. Explícales el proceso, enséñales mediante la modelación como subir y bajar los pantalones, bragas/calzoncillos, cómo tirar de la cadena, etc.

4. Detectar las señales directas e indirectas que nos indiquen que nuestros pequeños están preparados para dejar el pañal. Si nuestros niños/as asisten a una guardería u otro centro, preguntar si han notado alguna señal que muestre que están preparados para comenzar con el cambio. De más está decir, que todos deben ponerse de acuerdo trabajando en una misma línea y compartiendo información. 

5. Crear el ambiente adecuado y seguro con todo el material necesario. Deja que tu hijo/a te acompañe a la tienda a buscar su orinal o adaptador, siempre y cuando sea posible. Tener en cuenta sus gustos, preferencias(por ejemplo: color, forma, que tengan alguna imagen de dibujos animados que le agrade, etc.). También podemos hacerlo partícipe de las compras de calzoncillos/bragas, libros/cuentos, papel de wáter con dibujos, etc. 

6. Permite que tu niño/a manipule su orinal o coloque su adaptador, es importante la relación directa y natural con estos instrumentos.

7. Orinal & Adaptador. Existen criterios compartidos sobre cuál funciona mejor, el orinal tradicional o el adaptador. Algunos especialistas afirman que si comienzan con el adaptador después no tendrá que volver hacer la transición del orinal al wáter. En cambio, otro grupo comenta que el orinal es mucho más cómodo porque pueden ponerlo en varios lugares de casa y los pequeños se sienten más seguros.

6Mi criterio es que los dos son adecuados y se pueden usar de forma simultánea o individual. Eso sí, siempre y cuando con el adaptador se ponga una banqueta para que apoyen los pies y se sientan más seguro. En el caso del orinal que este bien nivelado para evitar caídas. Recuerden que tanto el adaptador como el orinal serán de sus pequeños y ellos decidirán donde se sienten más cómodos.

8. Vestirlos con ropa cómoda como pantalones elásticos, vestidos: evitar en la medida de lo posible pantalones con cremalleras (vaqueros), con botones, bodys, monos, petos, ropas difíciles de quitar, etc.

9. Cuando consideremos que nuestros pequeños están preparados comenzaremos a probar durante el día. Luego de afianzar el control diurno, pasaremos a la retirada del pañal durante la noche. El control nocturno se adquiere más tarde. Debemos tener en cuenta que hasta los 5 años no sería una enuresis.

10. Es de vital importancia cumplir con los anteriores pasos, para no tener que obligar al niño/a a sentarse en el orinal o adaptador. Tiene que verlo como lo que es, un proceso natural. De ahí la importancia de motivarlos, estimularlos y que se sientan cómodos. Si notas que el pequeño está nervioso, inseguro o con temor, intentar distraerlo con alguna canción, cuento o juego, que con anterioridad ya haya trabajado y que el niño/a conozca. No es recomendable el uso de aparatos electrónicos como tablet, móvil, porque perdería su finalidad y deben acostumbrarse que van a evacuar al orinal o adaptador.

11. Es importante crear hábitos y una rutina. Debemos poner unos minutos al niño/a en el orinal o adaptador después de cada siesta, 5 min después de cada comida o a una hora que sepamos que con frecuencia hace sus necesidades. La primeras dos semanas se lleva al niño/a al orinal o wáter aproximadamente cada 45 min, tenga ganas o no, lo pida o no, haga pipi o no. Así vamos creando un hábito, siempre de una forma agradable y lúdica. El tiempo máximo que los niños/as pueden aguantar con la vejiga llena cuando son pequeños es de 30 a 45 min. Se puede hacer un registro durante la primera semana en las horas en que hacen pipi, esto ayudaría a reconocer cuando es el momento idóneo para sentarlos en el orinal o adaptador.

12. No se pueden ver los accidentes como fracasos. En las primeras semanas es totalmente normal que el niño/a indique el estímulo tarde, cuando ya se haya hecho pipi encima. En ese momento no se debemos recriminarles, ni debemos enfadarnos. Después de secarle le hacemos saber que todo sigue con normalidad, le explicamos que eso pasa, darle la poca importancia que tiene y animarlos diciéndoles que pronto lo lograrán. Cuando lo haga en la cocina, salón o habitación, decirle que allí no se hace. Podemos llevarle al orinal, al cuarto de baño y con una expresión agradable decirle que intentaremos la próxima hacerlo es estos lugares.

13. Es muy importante reforzar positivamente a nuestros hijos, elogiarlos, felicitarlos, aunque sea por el solo hecho de sentarse en el orinal y quedarse un tiempo, aunque no hagan nada. Premiarles con un abrazo, beso, aplauso, cuando utilicen correctamente el orinal o avisen con tiempo.

14. Cuando nuestro niño/a avise con tiempo, debemos acudir a asistirlo lo más rápido posible y que vea que avisar con tiempo tiene sus ventajas. Sin embargo, cuando sea todo lo contrario, no ir corriendo a cambiarlo y que sienta un poco la incomodidad.

15. Cuando salgas con tu hijo/a lleva bastante ropa de recambio, es mejor que sobre a que falte. Imagina que te quedes sin ropa de cambio, el niño/a se sentirá incómodo, tanto si se queda con la ropa mojada, como si va sin ella.

16. Cuando nuestros niños/as estén entretenidos realizando una actividad, como jugar, en un parque, un cumpleaños, tenemos que estar más atentos y pendientes de recordarles si quieren hacer pipi, ya que se enajenan y la necesidad de controlar pasa a un segundo plano. Por lo tanto, es más frecuente que se hagan pipi encima. No deben notar una extrema preocupación, debe ser algo natural.

Finalmente, como han podido percibir, existen varios criterios, métodos y técnicas. Siempre tener en cuenta el ritmo de nuestro niño/a. Para transmitir cualquier aprendizaje resulta esencial ponerle mucha paciencia y amor. 

 

Referencias Bibliográficas:

APRENDIENDO CON MONTESSORI. (2017). http://www.aprendiendoconmontessori.com/2017/03/dejar-el-panal-al-estilo-montessori-7.html.

EQUIPO FACEMAMÁ.COM. (2016). Higiene Infantil. http://www.facemama.com 

LAMAS, DR. FERNANDO. (2015). www.doctorlamas.com. https://www.youtube.com/watch?v=sSNp5mE-QCo.

PERONA, ÚRSULA. (2017). Cómo quitar el pañal a tu hijo de una forma sencilla. http://www.ursulaperona.com 

ROLDÁN, Mª JOSÉ. (2016). Etapa Infantil. https://www.etapainfantil.com

ROSILLO, TERESA. (2014). Supertrucos de psicólogos para quitar el pañal (con éxito). A.B.C.Familia-Padres hijos. http://www.abc.es/familia-padres-hijos/20140520/abci-consejos-psicologo-quitar-panal-201405191346.html

SALABERT, EVA. (2017). Cuándo quitar el pañal. http://www.webconsultas.com 

SANTIAGO, DRA. ROCIO. (2011). Incontinencia Infantil. https://www.youtube.com/watch?v=5Guhi7WTZJY.

SOLER, ALBERTO. (2016). Cuándo quitar el pañal a tu hijo- la 'operación pañal'. https://www.youtube.com/watch?v=cqGz8d2emCI 

 

Autor: Yuri Rafael Salcedo Bisbé.

Lic. Psicología/Grado en Ciencias Sociales y del Comportamiento.

Máster en Atención Temprana.

Máster en Psicología Clínica Infantojuvenil

Fotografía: Cristian Arín Esteller

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar