644 468 357  /  964 895 012

Habilidades Sociales y Asertividad

Cuántas veces a lo largo de nuestra vida hemos escuchado frases del tipo: “da igual, para qué molestar, si estamos acostumbrados a hacer esto así, ¿para qué cambiar?”; “preferiría ir a otro sitio, pero bueno, si han dicho que vayamos allí, tendremos que ir…”.
Se me ocurren variedad de ejemplos más, los cuales no voy a redactar por falta de espacio y tiempo, debido a la inmensidad de comportamientos erróneos que llevamos a cabo los seres humanos.

A pesar de estar dotados de la razón y el pensamiento, muchas veces recurrimos a la solución fácil. La solución fácil bien porque es algo familiar para nosotros, bien porque nos permite mantenernos en la misma línea (dentro de nuestra zona de seguridad) o porque es una idea alcanzable, a pesar de que esta misma idea o solución no nos permita avanzar.

Si ahora mismo estás leyendo el texto y te sientes identificado, te invito a descubrir mucho más de tu persona, es decir, te sugiero que te abras al poder del conocimiento, mejor dicho, el poder del autoconocimiento.

Los seres humanos somos seres sociales, es decir, filogenéticamente, estamos concebidos y pre programados para vivir en contacto social. El vivir en sociedad implica poder comunicarnos, aceptar o rechazar normas, ideas y opiniones diversas. Pero… ¿Disponemos de las habilidades sociales necesarias para enfrentarnos a un mundo caótico con éxito?

Es el momento de dar paso al concepto clave: LA ASERTIVIDAD. La asertividad (desde un punto de vista psicológico) es entendida como la capacidad que tienen las personas para expresar su opinión de manera educada, es decir, implica mostrar los sentimientos e ideas propias pero siempre respetando al otro.
Considero importante el poder trabajar la asertividad desde edades tempranas, para poder llevar a cabo un trabajo preventivo, es decir, prevenir comportamientos adultos similares a los ejemplos que he mencionado en el párrafo introductorio. Pues bien, mi trabajo como psicóloga es poder dotar de dichas habilidades a menores, para que puedan hacer uso de todo el potencial que disponen (porque como ya he comentado, las personas estamos programadas para responder al medio social).
Pudiendo proyectar todos los términos necesarios para el buen funcionamiento tanto escolar como personal, se estarán evitando comportamientos negativos, del tipo pasivo o agresivo.

Llegado este punto, procedo a exponer dos historias redactadas por dos menores asistentes al Centro Psicopedagógico “1 pas més”, los cuáles han respondido positivamente a los términos procedentes de la psicología de la comunicación y las habilidades sociales: asertividad, pasividad y agresividad.

 

Autora: Psicóloga de Un Pas Més Raquel García Bayarri

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar