644 468 357  /  964 895 012

Detección Precoz y Atención Temprana

Todo padre cuando espera la llegada de un nuevo miembro a la familia, lo hace con mucha ilusión y expectativas. Nunca pensamos en posibles dificultades. Por ello, cuando nos encontramos con algo diferente, no estamos preparados para algo así. Sabemos: ¿Dónde dirigirnos? ¿Quién puede orientarnos? ¿Cómo evaluar el desarrollo de nuestro bebé? Las respuestas a estas interrogantes las podemos encontrar en la atención primaria. Es allí donde se realiza un trabajo preventivo muy importante…; en dos procesos que a continuación mencionamos, la “Detección Precoz” y la “Atención Temprana”.

Todo padre cuando espera la llegada de un nuevo miembro a la familia, lo hace con mucha ilusión y expectativas. Nunca pensamos en posibles dificultades. Por ello, cuando nos encontramos con algo diferente, no estamos preparados para algo así. Sabemos: ¿Dónde dirigirnos? ¿Quién puede orientarnos? ¿Cómo evaluar el desarrollo de nuestro bebé? Las respuestas a estas interrogantes las podemos encontrar en la atención primaria. Es allí donde se realiza un trabajo preventivo muy importante…; en dos procesos que a continuación mencionamos, la “Detección Precoz” y la “Atención Temprana”. 

¿Qué es la detección precoz?
La detección precoz en la primera infancia tiene como objetivo fundamental satisfacer la necesidad de prevenir cualquier tipo de discapacidad.

El concepto de detección que se trata, se sitúa en la vertiente de la prevención secundaría y tiene por objetivo principal el diagnóstico precoz de los trastornos en el desarrollo y las situaciones de riesgo (Libro Blanco, 2000). Una vez cubierta esta finalidad esencial, se desarrollaría la denominada prevención terciaria (modelo de intervención propiamente en Atención Temprana).

Este concepto de detección o prevención secundaria en Atención Temprana implica habitualmente el desarrollo de una serie de pautas de actuación determinadas, con un sentido claro y unos objetivos definibles. 

¿Qué es la Atención Temprana?
Según la Neurología Evolutiva el desarrollo infantil es fruto de la interacción entre los factores genéticos y factores ambientales. Todo niño nace de unos padres, vive en un entorno, crece dentro de una familia, con unas condiciones sociales concretas.

El objetivo fundamental de la Atención Temprana consiste en favorecer un desarrollo evolutivo lo más normalizado posible.

La Atención Temprana consiste en ofrecerle a los niños desde su nacimiento hasta los seis años de edad, a su familia, a la comunidad y a todo su entorno en general una herramienta (intervenciones) que les permita lo más pronto posible actuar, para así prevenir o disminuir las necesidades que presentan los niños con algún trastorno en su desarrollo o que tienen riesgos de padecerlos.

Con la atención temprana se asegura y mejora la evolución personal, se refuerzan las propias competencias de la familia, y se fomenta la inclusión de la familia y el niño a la sociedad.

Todas las acciones estarán en correspondencia con sus capacidades, intereses, grado de desarrollo y crecimiento, sus necesidades y potencialidades indican como seleccionar, organizar y dirigirlas.

Este enfoque preventivo implica también, una perspectiva social donde diferentes especialistas como: el pediatra, psiquiatra, psicólogo, pedagogo, psicopedagogo, trabajador social, fisiatra, educador social, etc. no actúan aisladamente; sino a través y en coordinación con la escuela, la familia y los servicios sociales. De allí la necesidad, no sólo de aplicar sino también de transmitir (para que otros lo apliquen) sus conocimientos acerca de las condiciones óptimas para el desarrollo integral del individuo. 

¿Por qué es necesario actuar tempranamente?
Porque en las primeras edades se desarrollan y maduran las capacidades fundamentales y prioritarias: área del lenguaje, sensorial, física y psicológica, que se llevarán a cabo de forma global. Este es un periodo vital, caracterizado por un potente ritmo evolutivo, donde la capacidad de adaptación del sistema nervioso y del cerebro es un factor determinante para el desarrollo posterior. Por este motivo, se debe posibilitar que las primeras experiencias del niño con el mundo exterior, garanticen el máximo desarrollo global de todas sus capacidades. 

¿Quiénes son los destinatarios de los servicios de Atención Temprana, principalmente?
Los niños y niñas de 0 a 6 años, principalmente los recién nacidos y niños prematuros, e incluso de embarazadas. 

¿Dónde podemos recibir este servicio?
En los Centros de Desarrollo Infantil y Atención Temprana (CDIAT), son servicios autónomos cuyo objetivo es la atención a la población infantil de 0-6 años que presenta trastorno en su desarrollo o que tiene riesgo de padecerlos. En Benicarló - Castellón, se brinda este servicio en el Centro de Atención Psicopedagógico “Un Pas Més”.

Autor: Claro W. Estrada Bisbe, Psicopedagogo del Centro de Atención Psicopedagógico “Un Pas Més”.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar